Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

¿Que es un enfriador de aceite y cómo funciona?

Enfriadores de aceite

El enfriador de aceite funciona como un agente de intercambio que debe surgir entre el aceite y el líquido refrigerante. De esta forma puede regular una temperatura estable, así como también mezclar la viscosidad adecuada para una lubricación propicia de todas las piezas móviles. Si quieres consejos para comprar un enfriador de aceite, continúa leyendo este artículo.

También llamado anticongelante, dicho líquido es muy útil para mantener caliente el aceite cuando se encuentra en ambientes fríos, a fines de proteger las piezas del automóvil. El aceite frío es muy lento, entonces tarda en transportarse a las distintas partes del vehículo, y este retraso produce incontables daños a todas las partes del vehículo.

Este aparato es guardián del debido equilibrio climático del motor. Es importante agregar, que enfriar el aceite lubricante también garantiza su flujo a través de todas las partes del motor. Por esto, si quieres mantener tu vehículo saludable, no dudes en comprar un enfriador de aceite.

¿Para qué sirve?

Como hemos dicho antes, el aceite altera sus propiedades conforme a su temperatura, además de incentivar el recalentamiento del motor. Por esto es importante mantener al aceite en sus mejores condiciones, para que pueda ejercer de la mejor manera sus funciones de lubricación.

¿Todos los autos tienen que tener un enfriador de aceite?

El enfriador de aceite fue inventado para incorporarlo en vehículos de usos extremos, como ambulancias, policía, taxis y otros autos de motor modificado, como los autos de carrera y los todo terrenos.

Sin embargo, todo dependerá de las cualidades y los usos a los que destines tu automóvil. Si estás pensando en comprar un enfriador de aceite, no dudes en contactar a tu concesionario de preferencia para consultar y planear el procedimiento de la manera más confiable.

¿Cómo están fabricados?

Los enfriadores de aceite pueden estar fabricados con aluminio o bronce, y se estructuran gracias a una serie de tubos metálicos en paralelo. En su interior se almacena el aceite, mientras en su exterior se encuentra refrescado por aire o agua.

Se puede construir a través de dichos tubos, y con ellos se forma un bloque de galerías internas, mientras se adecuan aletas en su superficie externa para incrementar la zona de disolución de temperaturas. Esta zona puede nutrirse del aire y clima del exterior, así como también con líquido refrigerante.

¿Cómo funciona?

El enfriador de aceite es una pieza de los automóviles de tamaño menor a un radiador común. Su función es permanecer brindando raciones de aceite con temperaturas uniformes y óptimas. Las temperaturas más templadas alargan mucho la vida del motor y de la transmisión.

El radiador del aceite tiene un rol muy relevante en las funciones de un vehículo, ya que muchas de las fallas comunes en los automóviles comienzan a suceder en el momento que el aceite deja de disipar su calor con eficacia, y no detiene la ascendencia de las temperaturas.

Algunos de los daños que pueden apreciarse por efecto del aceite caliente, se ocasionan de la siguiente manera: los tubos se calientan, y estos también calientan al aire y al agua. Así es como el aire traslada este calor a la atmósfera, pero también llega a tocar el radiador de agua, propio este del circuito de refrigeración. Todo el sistema se termina calentando y es caótico para el vehículo.

Pero existen formas de facilitar el sistema de enfriamiento. Una bastante común, es insertar aletas metálicas en los tubos de refrigeración, y así la superficie de intercambio calórico incrementa a grandes rasgos la cantidad de calor que se traslada al aire. Pero, sin embargo, no afecta el tamaño del radiador ni tampoco su temperatura.

¿Es complicado instalarlo en el auto?

Normalmente suele venir en un kit con todas las herramientas necesarias para la instalación. Es difícil encontrar un buen lugar para montarlo. Lo más idóneo es que éste quede de cara con la entrada del aire. La mejor forma de ubicarlos es justo delante del radiador de agua.

Sandwich

El “sándwich”  es una base del filtro que trae incorporadas unas salidas especiales, por donde se compaginan unas tuberías que se encuentran conectadas al radiador del aceite. Esta base requiere la presencia de un termostato, encargado de descifrar la temperatura. Cuando esta supera los 85°C, hace que el radiador reciba el aceite para comenzarlo a enfriar.

Siempre que no se sobrepase dicha temperatura, el aceite no hará su proceso de refrigeración. Pero esto es lo que permite que el motor pueda alcanzar su temperatura ideal mientras el motor se ponga en marcha en frío.

Puedes encontrar varios modelos de sándwich que no traen incorporado el termostato, suelen ser más económicos, pero no son nada recomendables para períodos de permanencia. De igual manera, en el sitio donde vayas a comprar un enfriador de aceite podrás encontrar excelentes candidatos.

¿Cualquier tamaño de radiador sirve?

El tamaño del radiador obedece a cuanto aceite necesite ser refrigerado. La densidad del aceite, siempre dependerá de los cilindros del motor. Esto da a lugar a una sencilla fórmula: mientras más amplia sea la cilindrada del motor, más grande será el radiador.

Para poder clasificar a los radiadores según su tamaño, se toma muy en cuenta su número de filas. Mientras más filas ofrezca, tendrá mayor tamaño, de la misma forma será con su capacidad de refrigeración.

Recomendación

El radiador siempre debe ostentar la tubería de entrada en su zona más inferior. Además, este, a su vez, debe ser montado en un ángulo estratégico que pueda obstruir todas las burbujas de aire que se traben en el sistema de refrigeración.

El principal requisito para montar un radiador, debe ser la procuración de que ninguna zona del radiador pueda superar la altura o la longitud de la manguera superior, que es donde corresponde el drenaje del aceite.

¿Hay alguna marca en especial?

En su mayoría, las fábricas de vehículos automóviles también procesan estos enfriadores, y puedes encontrarlos por el modelo de tu auto y su marca. Estos son los que solemos conocer como “originales”, y son los más recomendables a la hora de realizar cualquier refacción.

Sin embargo, también puedes optar por uno genérico; estos productos prometen mucha calidad, ya que son fieles a los modelos originales y en muchos casos, son emitidos por las mismas fábricas de “los originales.

Para cuando estés dispuesto a comprar un enfriador de aceite, te recomendamos elegir uno que venga con mangueras blindadas. En estos modelos, las mangueras están cubiertas con mallas de gran resistencia; estas 

aseguran que el filtro se perfore o que no se deforme por el calor.