Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

Cómo hacer la limpieza del cuerpo de aceleración de tu auto

Hemos preparado un interesante artículo para ti sobre un componente esencial para el rendimiento y funcionamiento de tu coche, se trata de los cuerpos de aceleración. Estos, con regularidad, los encontrarás en la parte superior del motor conectado a la entrada de flujo de aire, desde el filtro hasta la bomba de admisión o sistema de intake.

¿Qué son los cuerpos de aceleración?

Los cuerpos de aceleración, o cuerpos de mariposa como también se les conoce, son aquellos que controlan la entrada de aire hacia el múltiple de admisión mediante una mariposa que abre y cierra tras pisar el acelerador.

Su función es admitir la cantidad precisa de aire, la cual es 14.7 de aire por 1 de combustible. Estos cuerpos de aceleración suelen venir con diferentes formas y tamaños, y pueden desempeñar distintas tareas fuera de la medición del aire.

¿Cómo funciona la válvula de mariposa?

La operación de los cuerpos de aceleración se realiza mediante la válvula de mariposa, una placa de metal junto al eje al que llamamos mariposa que se aloja en el cuerpo con forma de cilindro, al girar la palanca, girará la placa y el aire pasará alrededor hasta el motor.

Hay otros tipos de válvulas que se usan en los cuerpos de aceleración, por ejemplo: la válvula de barril y la válvula deslizable, se utilizan en los coches de carreras y en los autos deportivos. Estas válvulas se colocan dentro de un agujero con forma cilíndrica, al girar el barril, entrará más aire en su agujero a través del canal.

Por otra parte, las válvulas deslizables tienen una sencilla placa del acelerador que es deslizada hacia afuera de la carcasa del cuerpo, no son unas válvulas comunes para las aplicaciones automotrices, pero sí lo son en las motocicletas.

El sistema de mariposa motorizada ayuda a controlar mucho mejor el nivel de emisiones de los gases contaminantes, tiene la ventaja de que se puede integrar con otros como: el control de estabilidad, control crucero y control de tracción.

¿Qué otras funciones desempeñan los cuerpos de aceleración?

Los cuerpos de aceleración además de lo que ya se dijo, tienen un canal de aire secundario que se conoce como circuito de control inactivo de aire o IAC por sus iniciales en inglés, con una válvula que permite que la computadora mida con precisión el aire inactivo que puede ser importante en condiciones extremas sean calientes o frías.

También los cuerpos de aceleración pueden contener un servo para abrir o para controlar el acelerador, estos servos son utilizados por el control de tracción, cuando la computadora detecta que una llanta se le está deslizando una rueda, cerrará la mariposa para contrarrestar este efecto.

¿Se deben limpiar los cuerpos de aceleración periódicamente?

La respuesta es afirmativa, porque la limpieza de los cuerpos de aceleración ayudará a mejorarla economía del motor, reducirá el consumo del combustible y mejorará la mezcla entre aire y gasolina considerablemente, logrará con esto un óptimo desempeño del motor y un ahorro de combustible evidentemente.

Cuando el motor comienza a presentar fallos de aceleración esto provocará retardos en las salidas y pérdida de fuerza cuando intentes rebasar a otro coche. Como consecuencia el rendimiento del motor no es el adecuado, el consumo del combustible también se ve afectado por el desempeño del motor, y la temperatura de funcionamiento refleja que existe un desperfecto.

Si no haces la limpieza, tienes que saber que la mariposa de aceleración no cierra de manera correcta en el ducto de aspiración del cuerpo de aceleración o la admisión, depositándose residuos que se solidifican. Éstas generalmente son partículas de polvo que el filtro de aire no puede retener y residuos de aceite que la válvula de ventilación PCV permite que pase.

Es precisamente debido a estas fallas y otras más que se hace necesario realizar una limpieza periódica a los cuerpos de aceleración, siempre utilizando los procedimientos adecuados para esta tarea, realmente se trata de un mantenimiento preventivo.

Te recomendamos realizar este mantenimiento al menos cada cuatro servicios mayores del motor, conjuntamente con una limpieza de inyectores, es mejor que sean de tipo preventivo, antes de hacer un mantenimiento de tipo correctivo, las cuales son las siguientes:

Limpieza sin desmontar el cuerpo de aceleración

Al presentarse una falla de las mencionadas, o alguna otra, será necesario que hagas un mantenimiento correctivo a tu coche, hay dos maneras de hacerlo y la primera es sin desmontar el cuerpo.

Simplemente se debe limpiar con un líquido apropiado para cuerpos de aceleración, debes desconectar la manguera de entrada de aspiración de aire, esta se encuentra en el filtro de aire, utiliza Wipe blanco.

Procede a rociar el líquido y luego introdúcelo en la garganta con la aleta de aceleración completamente abierta, limpia las paredes del cuerpo cuantas veces sea necesario.

Limpieza desmontando el cuerpo de aceleración

La segunda forma es desmontando el cuerpo de aceleración con sumo cuidado, utilizando herramientas adecuadas, para que todos los sensores sean retirados debidamente, a excepción del TPS porque será necesario al instalar su ajuste.

Comienza en un banco de trabajo a desarmar completamente el cuerpo de aceleración, debes bañar toda la unidad, asegurando de que todas las impurezas se vayan retirando, si notas que hay impurezas adheridas puedes utilizar una lija para agua de las más finas, debe ser la número mil, pasando el Wipe para retirar los residuos e impurezas auxiliado de una cuchilla que retirará las partes sólidas.

Puedes dejar que el líquido especial para cuerpos de aceleración se seque, y posteriormente armar delicadamente revisando que los conductos que hacen la conexión con la válvula para controlar la aceleración en baja queden totalmente limpios.

Luego de esto, procedes a la instalación, utilizando silicón gris en la empaquetadura de la unión, tienes que verificar que todo esté en su lugar tras creer que ya has terminado, para poder hacer la prueba de aceleración o de conducción.