Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

Diferencias entre Buzos y Botadores

¿Qué es un Botador?

También conocido como Taqué, un botador es un vástago de metal que se sitúa entre dos componentes de los motores de combustión interna, las válvulas y el árbol de levas. El botador funge como un empujador dentro del sistema de los motores, es decir, se encarga de llevar el movimiento vertical de las levas hasta las válvulas y, por otra parte, eliminar el movimiento horizontal en las cabezas de las válvulas.

Estas acciones las realiza al girar y empujar logrando de esta manera ajustar los movimientos del árbol de levas a las necesidades del motor de acuerdo a sus necesidades.  Así mismo es el encargado de que abran y cierren los balancines de las válvulas, de acuerdo a la fase del motor del que se trate. El botador está ubicad en una cavidad especial del bloque.

Hay dos tipos de Taqué o botadores: en primer ligar los mecánicos y, en segundo lugar, los hidráulicos. La diferencia entre cada uno de ellos es el tipo de bloque en el que deben ser instalados.

Materiales:

Los materiales utilizados para la elaboración de los botadores o taqués son generalmente dos, acero forjado o fundición, esto en base al material con que este elaborado el árbol de levas, puesto ambos materiales deben coincidir para su correcto funcionamiento.

Características:

A fin de disminuir su masa, los taqués o botadores se elaboran huecos. Su superficie de rozamiento, específicamente en la parte que contacta con la leva, posee forma esférica, debido a que, de ser plana se podrían llegar a producir arañazos en caso de defectos de fabricación y, además, al ser esférica la falta de perpendicularidad entre el eje del taqué y la generatriz de la leva tiene un menor impacto en el funcionamiento de aquel.

Para disminuir el desgaste de las superficies lateral (cilíndrica) y frontal (esférica o plana) de rozamiento sea regular, durante el funcionamiento del motor el taqué debe girar lentamente alrededor de su eje. 

Esto se logra conseguir desplazando el eje del taqué o botador, con respecto al eje de la leva, en la magnitud e=1.5 -3 mm, o como otra alternativa se fabrica la leva que roza con el platillo esférico del taqué de forma cónica.

Por otra parte, en caso de que los ejes de las válvulas estén desplazados con respecto al eje de las levas (cuando las válvulas son laterales) se intercala una palanca de segundo género entre el taqué y la leva.

Con esta acción se aumenta la masa de las partes móviles, pero suceden dos hechos como consecuencia, en primer lugar, se descarga considerablemente el taqué de esfuerzos adicionales y en segundo se disminuye su desgaste. En otro sentido, los taqués de rodillos, son utilizados para la disminución del desgaste de las superficies de rozamiento, así como, las perdidas por fricción dentro del mecanismo de distribución de los gases.

De igual forma se puede dar el caso de que en ciertos motores los ejes de los rodillos se monten sobre cojines de agujas, esto debido a que, si no se monta sobre un cojinete de rodamiento, la considerable masa del taqué de rodillo y el desgaste del mismo se convierten en grandes inconvenientes al igual que su compleja fabricación.

Para percibir los esfuerzos inerciales, se coloca un muelle adicional en el taqué, en el caso de los motores rápidos debido a que la masa de las partes móviles aumenta con el taqué del rodillo.

¿Para qué sirve un botador hidráulico?

El botador hidráulico surge como una solución para la reducción del ruido provocado por los motores de los automóviles, mas que nada al verse expuesto a climas fríos, y es particularmente útil por su capacidad para adaptase en cualquier momento a una dilatación del vástago de la válvula y para evitar la holgura durante el proceso.

¿Cómo funciona un botador hidráulico?

En los botadores hidráulicos existe una ranura que se comunica con la presión del aceite, es esta presión la responsable de llenar de aceite el botador o taqué.

La composición de un botador se basa en 2 elementos fundamentales, una tapa donde se va a apoyar la varilla de la válvula, un pistón con válvula y resorte, cuya función es permitir el paso del aceite para un lado, pero no para el otro. Cada vez que la leva pasa y le pega al botador, el mismo pierde un poco de aceite, logrando de esta forma que la tapa baje y con la válvula acompañe el movimiento.

En otro sentido, el botador hidráulico necesita de la presión del aceite para cargarse. Esto ocurre debido a la dilatación que podría llegar a sufrir la válvula cuando el auto se encuentra en funcionamiento. Asimismo, el botador de cumplir la labor de compensar las dilataciones de la válvula.

Razones por las que falla un botador hidráulico.

Pueden ocurrir 4 situaciones para que un botador hidráulico presente fallas, las mismas son.

  1. Suciedad: Se puede acumular suciedad entre la válvula de retención, lo que puede desencadenar en fugas internas dentro del taqué o botador.
  2. Desgaste: Si existe un desgaste excesivo entre el émbolo y el cuerpo del dispositivo se genera una fuga excesiva y por ende ruidos.
  3. Presión: La presión de aceite es otra variable, es específicamente común en los motores que cuentan con empujadores de varilla huecos, debido a que el aceite no alcanza los balancines.
  4. Barniz: Dado el caso de que entre el émbolo y el cuerpo del taqué o botador queden atrapados restos de barniz pueden generarse fallas, esto se puede solucionar fácilmente usando un aditivo para el aceite.

 

Partes del botador hidráulico:

 

  1. El cuerpo del botador hidráulico
  2. La cámara de presión
  3. El émbolo
  4. La cámara de alimentación
  5. La válvula de bola
  6. El muelle

 

Buzos:

Los alza válvulas o buzos hidráulicos conforman el mecanismo de los taqués y su nombre se debe al hecho de que utilizan el aceite del motor a fin de llenar su cavidad interna y mantener contacto permanente con las levas durante todo el recorrido. Asimismo, deben calibrarse periódicamente para su correcto funcionamiento.

A simple vista puede parecer que la cabeza del taqué tiene una forma plana, sin embargo, en realidad tiene una forma ligeramente cóncava que facilita el giro de la leva sobre el taqué.

Los taques se encuentran opuestos a las levas, y el correcto funcionamiento del árbol de levas depende del estado del mismo.