Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

Recuerda llamarnos para obtener un 5% extra

81-1631-5775

Inyectores diésel

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS INYECTORES DIÉSEL

En el mundo actual, los inyectores diésel son un producto de gran importancia en el mercado. Son unos productos pequeño, pero fundamentales en los sistemas de inyección, puesto que son los medios que se usan en la introducción de cantidad justa de gasolina al motor en el momento indicado.

Dicho eso, se puede entender que los inyectores diésel se encargan de lograr que el motor trabaje de forma correcta, ya que el estado afectará de manera directa e inmediata a las prestaciones, al igual que el consumo del carburante y la vida útil de los motores. Es fundamental conocer todo lo que le concierne, manteniéndolo así oportunamente.

Hablando acerca de inyectores diésel, decimos que son unos dispositivos que se encargan de producir aerosol en finos chorrillos de gasolina, estos irán dentro de la cámara que desarrollaran la combustión luego de terminar la carrera de compresión. Es un elemento del motor de gran importancia.

Del mismo modo, son un conjunto de piezas que se hallan en el interior del cuerpo de acero, que atraviesa el sector metálico del motor, cumpliendo su función principal en la parte interna de la cámara de combustión. Los inyectores diésel, en otras palabras, inyectan el combustible a grandes presiones de forma homogénea, haciendo que el gasóleo se distribuya correctamente y de manera uniforme en las cámaras de los motores.

De esta manera, es evidenciable lo vital que son los inyectores diésel en los motores de vehículos de la actualidad. Es de gran importancia incorporarlo, ya que aspectos como su funcionamiento y las ventajas serán elementos oportunos al momento de implementarlos en la experiencia de manejo. A continuación verás otras características, las cuales confirmarán lo que acabamos de mencionar.

Conoce como se lleva a cabo el funcionamiento de los inyectores diésel

El desempeño de los inyectores diésel, depende en cierto modo del tipo de vehículo en el que se encuentra. Si el coche es de modelo antiguo, tendrá en su composición un sistema mecánico, mientras que los actuales cuentan con un inyector en cada cilindro, situados en la culata del propulsor, todos se controlan de manera individual y electrónica, lo que da una interpretación de datos eficiente.

La central electrónica, se introduce el combustible al motor de un modo automático, considerando las necesidades puntuales que posea un conductor, teniendo como referencia el pedal del acelerador. Esto es vital al momento de seleccionar los inyectores diésel que se necesitan.

Teniendo con mayor detalle las características de los inyectores diésel, se menciona con profundidad la zona puntiaguda, que termina en forma de vástago cilíndrico. Es el componente que entra en la cámara de combustión, se encuentra encima de la cabeza del pistón, y es la encargada de que el combustible sea pulverizado, volviéndolo en un tipo de aerosol.

Considerando el procedimiento de los inyectores diésel, el combustible que se genera en la bomba se encarga de alimentar al inyector a través del orificio o la entrada, conduciéndolo por el interior del mismo, mediante conductos perforados en el cuerpo de la prestación. Se conducen hasta el momento en el que llegan a la aguja, teniendo al resorte encargado de presionar las agujas, manteniendo cerrado el agujero de las inyecciones.

En dicha instancia, se bloquea el paso del diésel a la cámara de combustión. La fuerza del resorte se vence y la aguja se levanta cuando la presión de los conductos de entrada se incrementa en gran medida por el empuje de las bombas de inyección, lo que hace que el conducto acceda a las cámaras, y que el combustible salga en forma de aerosol.

Este tipo de procedimiento de los inyectores diésel es logrado a través de un tornillo de regulación que se encuentra encima del resorte, lo que genera un mecanismo automático. Esto permite que se comprima en grados necesarios, logrando así la presión de abertura del inyector con gran exactitud.

Otros aspectos relacionados con los inyectores diésel

Respecto a la limpieza de los inyectores diésel, esto es necesario cuando se tenga una deficiencia en el funcionamiento o inconvenientes en su uso. En dichos casos, se debe proceder a desmontar el elemento, con el fin de verificar el estado de cada uno de los componentes en su interior, limpiándolo con una varilla de latón y un cepillo de alambre del mismo material.

En el momento de que se posea un mal funcionamiento de los inyectores diésel, se recomienda que se tenga una verificación y control tomando en cuenta algunos casos en su desempeño. Entre estos, podemos mencionar un ruido del golpeteo del motor, también emisiones de humo negro por el escape y un aumento en el consumo del combustible.

A su vez, se encuentra una falta de potencia en el motor, calentamiento excesivo mucho mayor de lo habitual y otros aspectos. Todo esto te hará tomar en cuenta lo mencionado, y darle una solución rápida a las circunstancias.

La prueba de que los inyectores diésel y su funcionamiento se puede llevar a cabo verificando sus componentes. En dichos casos, se deben inspeccionar diferentes elementos, entre estos debemos mencionar el asiento de la aguja, las caras de unión del soporte que se encuentra en la tobera y porta inyector.

Asimismo, las partes del acoplamiento de las agujas de los inyectores diésel. De esta manera se tomarán en cuenta los elementos que conciernen al producto, y si todos sirven de forma adecuada.

La función de los inyectores diésel

Los inyectores diésel, son unos elementos muy pequeños que se encargan de introducir en el motor, el volumen justo de combustible en el momento que sea necesario, lo que hace que el componente funcione correctamente, y mantenga en buen estado todas las prestaciones. El uso de dicho artículo también logra que aspectos como el consumo del carburante y la lubricación de los motores sea llevada a cabo adecuadamente.

Por otro lado, el uso de los inyectores diésel hace que se dispense el combustible de una manera homogénea y a altas presiones. Esto provoca que el gasóleo se distribuya de un modo correcto e uniforme, por la cámara de combustión.