Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

La importancia del mantenimiento para tus sensores automotrices

Como ya sabemos, el mantenimiento constante de un auto es crucial para su buen funcionamiento. En este caso, hablaremos específicamente del mantenimiento de los sensores automotrices, los cuales, están diseñados para evitar fallas en tu auto.

 

¿Cómo identificar una avería en los sensores?

 

Como los vehículos cuentan con distintas clases de sensores, las averías pueden ser muy diferentes.

Es así que los podemos dividir en 3 tipos de acuerdo a sus funcionamiento:

  • Mecánicos: Sensores que abren y cierran circuitos, como en el caso de sensor de frenada que podrían quedarse atorados en una posición y dejar de informar a la centralita de si se está o no frenando en ese momento.
  • Eléctricos: Son sensores que cuentan con una resistencia o un bobinado encargado de transmitir la señal a la unidad del motor, pero si la resistencia se fundiera, quedaría incomunicado.
  • Electrónicos: Suelen ser los más eficientes, lo que los hace más frágiles. Están expuestos a fallos del sistema de alimentación que los nutre para enviar la señal, que consiste en una variación en el voltaje según el régimen de giro del motor.

Independientemente del tipo de sensor que se trate, el sistema electrónico enciende la luz de avería en el cuadro de mandos cuando se detecta un mal funcionamiento en la pieza.

Lo ideal en este caso, es conectar el automóvil a una máquina de diagnosis que nos pueda especificar el tipo de avería existente, pero si en ese momento no podemos realizarla, la gravedad de la avería se nos mostrara por medio de otros detalles como comportamiento anormal del vehículo, la pérdida de potencia del motor, cambio del consumo de combustible o el emitir olores o humos extraños.

¿Cuánto cuesta un cambio de sensores?

Cuando notemos indicios de que un sensor esté tomando medidas erróneas, es aconsejable sustituirlo antes de que se complique la situación.

Los fallos relacionados con este sistema, los más costosos son aquellos que afectan a la unidad de control ya que reemplazarla supone una inversión económica de al menos $6,000, más la mano de obra. Sin embargo, es una pieza en la que no puedes escatimar gastos gracias a su importancia para el funcionamiento de tu auto.

La mecánica que recomendamos en este campo, es la de prevención. Las revisiones de su estado y sus conexiones con la unidad de control, así como las diagnosis completas del sistema de forma periódica son las que nos mantendrán a salvo de graves complicaciones en los sensores del motor.

Esperamos que estos consejos te ayuden a asegurar un buen funcionamiento de los sensores y a alargar la vida útil del motor.

 

En Todo Refacciones, estamos listos para brindar la mejor atención al cliente. Gracias a nuestra ubicación en Monterrey, encontramos gran calidad en cualquier tipo de estos sensores sin importar la marca de tu vehículo.