Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

Sensores de Árbol de Levas y sus fallas

Sensores de Árbol Levas

Los vehículos de mayor complejidad, dependen de sensor de operaciones, entre ellos los sensores de árbol Levas, los cuales se encargan de supervisar las velocidades de rotación, al igual que la ayuda a la computadora interna. Cuando estos no funcionan de forma adecuada, afectan el rendimiento de los autos, empezando por la velocidad del motor al consumo de combustible, un elemento integral del sistema de operación, perdiendo su funcionalidad que genera fallas.

Por ello, es de vital importancia que se conozca con detalle lo que respecta a los sensores de árbol levas, lo que le hará poseer un pleno conocimiento del sistema, y tener la capacidad de arreglarlo en caso de sufrir averías. Conoce a continuación más.

Cuando nos enfocamos a los sensores de árbol Levas, este es un elemento de las prestaciones automotrices que se encargan de regular el encendido de los motores. Si esta falla, la eficiencia del motor se pierde progresivamente, aumentando el consumo de combustible, y en los peores casos, no se arranca de manera adecuada el vehículo.

En este caso, se encuentran dos tipos de sensores de árbol levas, el ya mencionado, y el sensor de cigüeñal. Estos cuentan con sus características propias, pero cumplen con unos aspectos generales, entre ellos, podemos mencionar:

  • El control de los cambios de velocidad, aumentando o disminuyendo ciertos parámetros
  • Control de tiempo de encendido
  • Control de tiempo en el que se efectúa la inyección
  • Control de tiempo en lo que respecta al avance de motor

Gracias a los sensores de árbol levas se realizan inyecciones secuenciales, repartiendo así el combustible que se encuentra en cada cilindro, justo cuando el momento lo amerite. En la mayoría de las ocasiones este tipo de sensor se halla relacionado de forma estrecha con uno de cigüeñal, ya que ambos permiten a la centralita conocer el punto exacto en el que se posiciona el motor.

Los sensores de árbol levas, específicamente, informa a la centralita la posición en la que se encuentra cada válvula de escape y admisión. Gracias a ello, las centralitas se encargan de inyectar el combustible cuando las válvulas de admisiones se encuentran abiertas, y el pistón se baja absorbiendo la mezcla.

Si se realizan cambios de distribuciones y no son realizados de forma adecuado, los sensores de árbol levas indicarán que algo no funciona de manera adecuada. La ubicación de dicho sensor se encuentra al elemento de leva, aunque en ciertos modelos se hallan dentro del motor. Es de vital importancia tener el manual del taller, lo que permite localizar y examinar la prestación.

Síntomas que evidencian los sensores de árbol Levas que se hallan en mal estado

Existen muchos elementos que muestran que los sensores de árbol levas no funcionan de forma adecuada, por lo que es de vital importancia reconocerlos y saber identificarlos, lo que logra que se hagan medidas acordes a la situación en un momento rápido y efectivamente. En este caso, uno de dichos problemas es la falta de aceleración.

Considerando el acelerador del vehículo, si los sensores de árbol levas no se regulan de manera adecuada tomando en cuenta la velocidad, dicha prestación no va a rotara de forma correcta, por lo que los pistones que el sensor controla estarán fuera de sincronía.

El combustible va a suministrarse en los motores de un modo intermitente. Esto derivará en un mal funcionamiento los pistones, por lo que el auto tendrá inconvenientes en lo que respecta a la aceleración y el mantenimiento de la velocidad. Dichos problemas, a causa de los sensores de árbol levas, se agravarán con el tiempo, lo que hace que el resto de los componentes del motor se vean afectados.

La intermitencia en el funcionamiento del motor, por otra parte, es una de las acciones que se pueden llevar a cabo cuando los sensores de árbol levas no funcionan adecuadamente. Un problema atroz.

Los sensores de árbol de levas se encargan de comunicar la computadora interna a la posición rotatoria de la prestación en sí. Cuando no funciona del mejor modo, las lecturas desfasan el encendido de la chispa de las bujías con un gran riesgo, esta acción, provocará que se afecten los consumos de combustibles y el caos en todos los escenarios, ya que el motor pierde sincronía en la combustión del interior.

Otro de los problemas es el paro o la imposibilidad de iniciar. En bajas velocidades, los sensores de árbol levas van a provocar que el motor del vehículo se pare completamente. Es posible que tampoco se encienda, lo que impide que el auto arranque en algún momento.

No sucede con regularidad, ya que la computadora interna de los autos usa las últimas lecturas de los sensores de árbol levas en el accionamiento de los pistones y la administración del flujo de combustible. Esto permitirá que el vehículo arranque pero el conductor de igual manera experimentará otros síntomas mencionados con anterioridad.

Proceso de los sensores de árbol de levas

Los sensores de árbol de levas, en cada automóvil, disponen de un campo magnético que se crea con un imán en el que se encuentra dicho elemento. Estos también, en su interior cuentan con varios pasadores, los cuales están diseñados con el fin de girar cuando la prestación gira.

El movimiento de los pasadores hace que el campo magnético fluctúe. Los sensores de árbol de levas están diseñados con el fin de detectar los movimientos magnéticos en sus campos, transmitiendo así señales a la computadora del vehículo, o la unidad de control electrónico.

El ordenador, en estos casos, usa estas señales con el fin de determinar la posición y la velocidad que posee el árbol de levas en un momento determinado. Este se basa en dicha información, y la computadora se encarga de decidir cuándo encender las mezclas de aire-combustible y la realización de los ajustes de aceleración, o desaceleración que sean apropiados en las circunstancias.

El mecanismo de los sensores de árbol de levas se enfocan en usar una rueda dentada que se encuentra unida a dicho componente, que con un efecto Hall, introduce corriente en el sensor en unos intervalos determinados o con LED que enciende una luz encima de ruedas ranurada unidas a la prestación, con un elemento equipado con fotorreceptores. Esto se encarga de realizar las acciones mencionadas, que son muy importantes en la experiencia automotriz.