Publicado por PABLO ESTEBAN ARIAS VILLALOBOS Fecha

0 comentarios

Todo lo que debes saber sobre los Sensores de Oxígeno de un Auto

Todo lo que debes saber sobre los Sensores de Oxígeno de un Auto 

Cuando hablamos de los Sensores de Oxigeno, que también se conocen como Lambda, decimos que son uno de los componentes que se consideran sensibles e importantes en la vida útil de un automóvil, y se encuentran ubicados minuciosamente en la salida del escape. Generalmente, son hechos por unos tubos de circonio cerámico, cubierto en ambas partes por metales, siendo el Platino uno.

En este caso, los sensores de oxígeno se encargan de medir las concentraciones de dicho componente, presentes en el humo de escape. Estos componentes de los automóviles tienen 3 variantes diferentes, que se ejecutan según los cables de interconexión que van y vienen del Módulo del Control del Motor.

Es de vital importancia explicar que los Sensores de oxigeno cuentan con varios terminales, de 1 a 4 para ser más exactos. Cabe mencionar que sin importar el número de estos, es la misma función en todos, ejecutándose de una manera efectiva y rentable en la prestación automotriz.

El funcionamiento de los sensores de oxígeno

Los sensores de oxígeno, están hechos con el fin de medir la concentración de dicho componente que se halla en el humo de un auto. Este tipo de sensor convierte la cantidad de estos gases que produce en señales electricas. El ECU las capta, dándose así una noción acerca de la mezcla de gasolina-aire, y evaluar si se encuentra de un modo optimo, de lo contrario, se toman medidas que permitan equilibrarlo.

Por otro lado, estos sensores de oxigeno necesitan de altas temperaturas en su óptimo funcionamiento. Al encender el auto, se mantendrá acelerado hasta el momento en el que el sensor alcance los grados de calor necesarios en su ejecución. Muchos productos similares cuentan con calentadores eléctricos, lo que acorta el tiempo de espera en un pequeño.

En algunos casos, se observa que hay una gran cantidad de dicho oxígeno en los gases de escape. Cuando sucede esto, se aumenta el tiempo de inyección, lo que ocasiona que se obtenga la potencia óptima del motor, lo que hace que se aproveche una relación de estequiometria de unas partes de aire por combustible.

En otros aspectos, si los sensores de oxigeno observan el nivel del gas muy bajo, se encargan de ajustar la cantidad de combustibles entregados. Al ser una mezcla rica, puede equivaler que exista mucha gasolina, reduciendo el rendimiento del combustible y se contamine la atmosfera en la emisión de residuos. Un aspecto que se evade en todo concepto con dicho artículo.

La ubicación de los sensores de oxígeno, por lo usual, se encuentra específicamente en el manifold de salida de gases hacia el escape. Habiendo en existencia muchas marcas de vehículos, todas usan básicamente el mismo tipo de artículo, ya que la apariencia es idéntica o bastante semejante.

Muchos de los vehículos de la actualidad cuentan con 2 sensores de oxígeno, uno de estos en la salida del manifold y el otro después del convertidor catalítico. Este último con el fin de evaluar la eficiencia del mismo.

Lo relevante de los sensores de oxigeno

¿Cuál es la importancia que poseen los sensores de oxígeno? Pues dichos productos han aumentado su concurrencia ya que se han hecho con el fin de cumplir las normas de emisión de contaminantes. De igual manera, logran el desempeño óptimo del motor, ya que la industria automotriz comenzó a monitorear la calidad de los gases que salen del tubo de escape, con una mayor precisión.

El componente forma parte del sistema de inyección electrónica, y como hemos mencionado, se responsabiliza por evaluar las condiciones de la mezcla de aire. Esto provoca que se tenga un consumo adecuado del combustible, por lo que los sensores de oxigeno le generan economía a cualquiera que involucre dicho artículo a su vehículo.

El ECU, se encargará de verificar la necesidad de correcciones de mezclas, buscando una relación amena en lo que respecta a las emisiones, el consumo y el desempeño. En algunos vehículos que cuentan con un sistema Flex, los sensores de oxígeno tienen la función también de ser auxiliares en el identificar qué tipo de combustible es utilizado.

Cuidado de los sensores de oxigeno

Para que funcione correctamente, los sensores de oxigeno necesitan ser chequeados de forma periódica. En algunas malas condiciones, esta prestación no identifica las mezclas de aire y combustible, lo que provoca la carbonización de bujías de encendido, y el exceso de combustibles en los catalizadores, perjudicando el desempeño de las piezas.

El resultado de esta falta de mantenimiento de los sensores de oxígeno, es que los autos consuman mucho más combustible, y se aumenten así las emisiones de los contaminantes. Una de las causas de esto es el uso de combustibles de mala calidad.

En cuanto a los plazos de revisión, los sensores de oxigeno se necesitan evaluar anualmente, o en su defecto, luego de realizar 30.000 kilómetros por manos de un profesional calificado. Es constantemente sometido al contacto con gases de escape, vibraciones y altas temperaturas, por lo que es de vital importancia mantenerlo operativo.

Existen muchos sensores de oxigeno que se encuentren en las mejores fábricas de vehículo. Todas estas piezas se encuentran en el mercado de las reposiciones, las cuales se producen con una alta tecnología y calidad, evitando en todos estos casos problemas de incompatibilidad.

A partir del año 2011 se encuentra un segundo sensor en vehículos leves movidos a gasolina, etanol o gas natural vehicular. Hace parte del sistema de diagnóstico a bordo, la función de los sensores de oxígenos. El objetivo de este es asegurarse que el primer ejemplar y el catalizador lleguen a los resultados esperados en lo que respecta al control de emisiones del vehículo.

Cuando el primer sensor enseña un funcionamiento irregular, por la contaminación, se muestra una luz de advertencia en el panel de instrumentos, lo que evidencia problemas en el sistema de control de emisiones. Es un producto de gran valor.

Los sensores de oxígeno en la actualidad cuentan con una variación de banda ancha. Estos son más rápidos y exactos en lo que respecta a los datos recolectados y enviados al ECU: un elemento de gran importancia.

Sensores de Oxígeno